CUBANOS

Ponen al descubierto la doble moral del periodista cubano Lázaro Manuel Alonso, quien intentó desprestigiar al Mov. San Isidro.

Compañeros del periodista cubano Lázaro Manuel Alonso, quien defiende a la dictadura castrista, han dedicado poner al descubierto, que el defensor vive de las remesas que se envían desde Miami.

Tras su aparición en un programa especial que hizo la televisión cubana sobre los hechos de san Isidro y acerca de la protesta frente al Ministerio de Cultura, han salido a demostrar quién es este reportero que defiende los desmanes del gobierno de la isla pero se regocija con el dinero que le envía su pareja de Miami.

Uno de los que ha salido a explicar lo que sabe sobre este periodista, fue el internauta Jorge Carrasco:

Basta de descaro, hipocresía y vileza! Este tipo, que alguna vez fue mi amigo más cercano en los años universitarios (y que ahora no solo no reconozco, sino que me provoca náuseas) no se puede dar el lujo de difamar a nadie en televisión nacional.

Lázaro Manuel Alonso, lo saben los más cercanos, lleva años viviendo de las remesas de su marido miamense de 60 años de edad. De ahí salen sus casas, sus materiales para la construcción y hasta la misma ropa con la que se para delante de las cámaras a hablar mierda y embaucar a millones de cubanos. ¿Dónde puede encontrar uno más hipocresía y doble moral que aquí? El que quiera saber más, que me llame. Se acabó esta pin.g.a ya.

El reconocido escritor y periodista cubano Carlos Manuel Álvarez confirmó los hechos:

Lázaro Manuel Alonso estudió en mi aula. Los que nos conocen saben quién es quién, saben que desde la universidad ese sujeto vive de un viejo de sesenta años que le manda dinero desde Miami para que él pueda salir en el noticiero a defender el régimen como un ventrílocuo, lo que lo vuelve profundamente inmoral. Ojalá me lo tope un día frente a frente, porque ahora mi madre está hecha un manojo de nervios y mucha gente cercana tristemente desinformada va a creer esa clase de mezquindad mayúscula que están pasando por la televisión nacional. Sinceramente, y sin estridencias, yo tengo mis libros y mi escritura. Mi nueva novela está en manos de mis editores, el relato sobre la muerte de mi abuela ya está listo para una próxima antología. Quería escribir un libro sobre lo que significa la pelea por la educación política en una dictadura como esta, pero creo que ya lo estoy escribiendo con el cuerpo y los hechos. No hay mucho más. Les voy a salir caro si vamos por ahí, es lo que queda. Estoy cumplido. Mi solidaridad con los otros hermanos y hermanas que igualmente sufren en este minuto tamaña difamación.

Con información de: Cubira Now

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba